Menu
Comunicadoras / Emprendedoras / Noticias / Política / Tecnología

La desigualdad de género en los puestos de liderazgo nos cuesta dinero

Presentado el informe ClosinGap, impulsado por Kreab

Si el nivel de representatividad de las mujeres fuera mayor en puestos de liderazgo y toma de decisiones, el índice del PIB de nuestro país sería mayor y generaría un impacto positivo en el crecimiento económico. En España, la representación de mujeres en posiciones de notoriedad pública se sitúa en su conjunto en un 25,8%, lo que nos deja lejos de alcanzar el umbral de paridad del 40% y por debajo de la media europea (puesto 14 de 26 países europeos analizados).

Así se desprende del informe ClosinGap, impulsado por Kreab, que desarrolla el primer índice, a escala global, que permite poner cifras a la diversidad de género en posiciones de liderazgo dentro de la política, la empresa y los medios de comunicación.

El informe analiza la desigual representación de mujeres y hombres en los puestos de notoriedad pública y posiciones de toma de decisiones y la relación que tiene esta brecha de género con la riqueza del país.

La mayor representatividad de las mujeres podría influir además en otras variables, como el control de la corrupción y la calidad del poder judicial.

Gobierno, empresa y medios de comunicación

En el ámbito político, es donde la representación femenina es menor, con un 22% de presencia de mujeres en gobiernos territoriales y parlamentos nacionales y autonómicos, y con un dato relevante: ninguna mujer ha sido nunca Presidenta del Gobierno. Como apuntaba María Teresa Fernández de la Vega, que fue primera vicepresidenta del Gobierno y ha desempeñado otros altos cargos gubernamentales, “no es casualidad que las mujeres seamos siempre vices y los hombres estén por encima”. “El origen de los obstáculos sigue siendo el mismo, el patriarcado que ha hecho de lo masculino un valor preponderante y de lo femenino un valor subordinado”, destaca.

En el ámbito empresarial, España cuenta con 26,4% de mujeres en posiciones de liderazgo – frente al 27,3% de la media europea. Sin embargo, es el ámbito con los techos de cristal más duros. Solo dos de las 35 presidencias del IBEX35 están ocupadas por mujeres. Entre otros motivos, Fuencisla Clemares, directora general de Google España y Portugal, indica que “el mundo corporativo ha sido desarrollado por hombres donde ellos crearon las reglas y hoy sigue siendo así, lo que dificulta el liderazgo femenino”. “Mientras sigamos pensando que es la mujer quién debe cuidar a los niños, será difícil”. Aunque también reconoce que «en el sector tecnológico se han revisado las reglas políticas, y tienen unas culturas corporativas más flexibles, y actualmente es el sector con más mujeres CEO».

Por último, en los medios de comunicación es donde mayor representación femenina existe de media: un 28,2% a nivel europeo y un 29% a nivel nacional. Sin embargo, en los puestos directivos dentro de los medios de comunicación en España se siguen concentrando en los hombres, a pesar de que hay un número mayor de mujeres tituladas y su presencia en los medios de comunicación alcanza el 64 % de los trabajadores. Gabriela Cañas, primera mujer presidenta de la Agencia EFE en 82 años, comenta que “en los medios hablar de cuotas era un sacrilegio, se decía siempre que primaba el talento, pero al final los sistemas de elección es porque eligen los hombres que se sienten cómodos con los hombres”. Y eso ha llevado a que los hombres sean los que nos dan la imagen que tenemos que tener de las mujeres.

En definitiva, los techos de cristal están ahí en todos los ámbitos y dificultan que las mujeres accedan a los puestos de mayor poder. Por ello, apostar por un liderazgo inclusivo es un deber y un derecho y en los que casos en los que se introduce una normativa legal de cuotas, sirve de incentivo para que haya una mayor integración de mujeres en los puestos superiores. En los tres países que sí cumplen, Alemania, Suecia y Noruega hay leyes de cuotas.

Imagen: © Kreab.

No Comments

    Leave a Reply